¿Nos puede ayudar la inteligencia aumentada en el manejo de la dislipemia en el paciente de muy alto RCV?

Entrevista con el experto · Publicaciones · Dr. Zamora Cervantes

En este vídeo, el Dr. Alberto Zamora Cervantes, Unidad de Lípidos y Riesgo Vascular Corporació de Salut del Maresme i la Selva y representante de la SEA en AK9DEMIA, dará respuesta a la pregunta de si la inteligencia aumentada puede ayudar en el control de los pacientes de muy alto riesgo cardiovascular.  

Punto de Inicio: mejorar el control lipídico de los pacientes

00:27 min.

Para el Dr. Zamora, el punto de partida es la necesidad de mejorar el control lipídico de los pacientes. Este hecho se ve reflejado analizando tanto los datos del estudio EUROASPIRE V como los de otro estudio realizado en pacientes cardiológicos y de consultas externas de cardiología del sistema de salud español, que muestra que entre el 45 y el 50 % de los pacientes tienen niveles de c-LDL por encima de 70 mg/dL. Asimismo, según los datos de las Unidades de Lípidos, más del 70 % de los pacientes tienen niveles de c-LDL por encima de 70 mg/dL.

Respecto a la vida real, el Dr. Zamora comprarte los resultados de un estudio realizado en población en prevención secundaria en atención primaria en Cataluña. Se incluyó a más de 200.000 pacientes y se vio que el 79 % de los hombres y el 86 % de las mujeres tenían el c-LDL por encima de 70 mg/dL e, incluso, el 22 % de las mujeres tenían el c-LDL por encima de 130 mg/dL.

Por otro lado, se observa una infrautilización de las herramientas terapéuticas. Los pacientes están sometidos a un riesgo cardiovascular elevado potencialmente evitable. El Dr. Zamora explica los datos de un estudio dirigido por el Dr. Anguita en pacientes dados de alta en el Servicio de Cardiología y con más de 6.000 pacientes incluidos. Se observa que, al alta, más del 72 % de los pacientes se trataban con estatinas de alta potencia y al año se incrementaba hasta el 74 %. El 13 % recibía ezetimiba y al año se duplicaba hasta el 26 %. Respecto a los inhibidores de PCSK9, menos del 1 % recibía esta prescripción.

Para finalizar este apartado, el Dr. Zamora revisa el estudio desarrollado por el Dr. Cordero, en el que se ve que el 19 % de los pacientes coronarios con dosis altas de estatinas más ezetimiba mantienen los niveles de c-LDL por encima de 100 mg/dL y, por tanto, serían candidatos a ser tratados con inhibidores de PCSK9. En otro estudio elaborado por el propio Dr. Zamora, aplicando los criterios de la Sociedad Española de Aterosclerosis, optimizando el tratamiento y mejorando la adherencia de forma teórica, se observaba que habría unos 16.000 pacientes en Cataluña candidatos a recibir inhibidores de PCSK9, aunque se están tratando en torno a 2.000, lo que supone un 12 % de los mismos.

Causas de la falta de control lipídico

03:14 min.

Según el Dr. Zamora se deben repartir las responsabilidades, siendo el 50 % para los profesionales sanitarios debido a que, por ejemplo, solo el 50 % de los médicos de atención primaria en Cataluña sigue las guías ESC/EAS de 2019. Parte de la responsabilidad también recae sobre los pacientes, ya que abandonan el tratamiento. Para terminar, otro 25 % de la responsabilidad recae en la administración, ya que el 78 % de los médicos prescriptores de unidades de lípidos han tenido alguna dificultad a la hora de prescribir inhibidores de PCSK9.

Abordaje estructurado del paciente de alto riesgo

04:36 min.

Para el Dr. Zamora, antes de realizar un abordaje desde una herramienta informática, se debe definir un abordaje estructurado de los pacientes de alto riesgo cardiovascular. En primer lugar, se debe efectuar un cálculo del riesgo cardiovascular aplicando las guías actuales y, en especial, aplicando el score específico para la población a la que pertenece cada paciente.

En segundo lugar, se debe hacer una planificación por objetivos y tiempo en el que se quieren alcanzar los mismos y personalizar el tratamiento.

En tercer lugar, se debe implicar al paciente en el tratamiento a través de la toma de decisiones compartidas, realizar un seguimiento planificado y realizar la evaluación de los resultados utilizando una herramienta como la self-assessment tool de Europath.

Utilidad de los sistemas de apoyo en la toma de decisiones

06:05 min.

Las herramientas informáticas que se pueden usar se dividen en inteligencia artificial e inteligencia aumentada. La primera se basa en la toma de decisiones a través del aprendizaje, y la segunda lo que hace es ayudarnos a elegir la herramienta necesaria en cada momento, por lo que es más útil actualmente.

Un estudio reciente demuestra cómo mejora el cálculo del riesgo desde un 66 % a un 100 % cuando se empleaba la herramienta informática, y también se asocia a un ahorro de tiempo de más de 3 minutos.

A continuación, el Dr. Zamora enumera las cualidades que debe tener una herramienta informática para ser de ayuda en la práctica clínica.

Desarrollo de un lipidólogo virtual

08:04 min.

El equipo del Dr. Zamora está desarrollando un lipidólogo virtual que integre las tomas de decisiones del trabajo clínico, que permita acceder desde cualquier dispositivo, que integre la detección automatizada de dislipemias genéticas, que englobe todas las herramientas disponibles, etc. pero, sobre todo, que ayude a personalizar el tratamiento con criterios de efectividad, seguridad y eficiencia.

Para el Dr. Zamora, lo más importante es que los clínicos deben participar en todas las fases del desarrollo, evaluación, validación y acreditación de estos sistemas.

Resultados de la validación del lipidólogo virtual (HTE-DLP 4.0)

09:15 min.

El Dr. Zamora muestra los resultados de un ensayo pragmático que evaluó una primera versión de un lipidólogo virtual. Para ello, lo instalaron en los dispositivos de 10 cardiólogos, lipidólogos y médicos de familia y, de forma aleatoria, le daban ayuda o no. Se vio que aumentaba por 4 el número de pacientes en objetivos y que el 55 % de los mismos alcanzaban niveles c-LDL menores de 70 mg/dL en 6 semanas.

Otro estudio de simulación a nivel estatal en el que se evaluaban los eventos coronarios mortales y no mortales en edades comprendidas entre 35 y 75 años mostró que, a los 10 años, se disminuían los eventos, calculando un descenso del 6 % en la incidencia de enfermedad coronaria.

Por otro lado, con el objetivo de mejorar esta herramienta, realizan evaluaciones sucesivas entre los profesionales sanitarios.

Conclusiones

11:16 min.

Según el Dr. Zamora, los sistemas de inteligencia aumentada pueden ayudar a mejorar el manejo de pacientes de alto y muy alto riesgo cardiovascular.

MAT-ES-2200432.v1 febrero 2022

Lo más destacado de AK9DEMIA


01|

02|

28/03/2022 Entrevista con el experto
Razones para disminuir el riesgo cardiovascular
Dr. Ferreira · Dr. Barón · Dra. Fernández · Dr. Cosín

03|

24/03/2022 Entrevista con el experto
¿Cómo es el manejo de pacientes con ERC y dislipemia?
Dra. Soriano

04|

04/03/2022 Webinar
Cardio TV: lo mejor en lípidos de 2021
Dr. Juanatey · Dr. Masana

¡Regístrate ya para estar al día de las últimas novedades!