Cardio TV: lo mejor en lípidos de 2021

Entrevista con el experto · Webinar · Dr. González Juanatey y Dr. Masana Marín

El Dr. José Ramón González Juanatey, jefe de Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela presenta este vídeo en el que, junto con el Dr. Lluís Masana Marín, director de la Unidad de enfermedades Vasculares y Metabólicas del Hospital Universitario San Joan de Reus, debaten sobre "lo mejor en lípidos de 2021", compartiendo las novedades en dislipemias presentadas durante el último año.

Contextualización. Hechos destacados del 2021

00:50 min.

El Dr. González Juanatey comenta que, recientemente, han aparecido publicaciones que destacan la pérdida de la continuidad asistencial y de los programas de prevención durante la pandemia por COVID-19. Hay datos en atención primaria donde se ve que el control de lípidos se ha reducido un 40 %, hecho que va a impactar en la prevención del riesgo cardiovascular.

Según el Dr. Masana, también ha sido el año de las guías nuevas, lo que supone, a su juicio, el hecho más importante del año 2021. De ellas, destaca lo que para él es más importante, que es el nuevo sistema de cálculo de riesgo cardiovascular, el SCORE-II. Actualmente son unas tablas más robustas que dividen a la población en 4 segmentos de riesgo, estando España en el segmento de bajo riesgo cardiovascular. No solamente contemplan la muerte cardiovascular como objetivo para la definición del riesgo, sino también los eventos cardiovasculares mayores no mortales, al igual que hacían otros índices. También es interesante que la definición del riesgo cardiovascular alto o muy alto sea diferente dependiendo la edad del paciente, ya que implica que no solo se tratarán a las personas de mayor edad, que, por otro lado, son las que suponen un mayor riesgo cardiovascular. Asimismo, destaca la exclusión del colesterol total y del c-LDL como los parámetros lipídicos que condicionan el cálculo del riesgo cardiovascular, y también que se ha incluido al c-no-HDL.

El Dr. González Juanatey comenta que ha generado mucho debate la estrategia terapéutica en dos pasos, ya que puede sembrar incertidumbre, lo que enlaza con los resultados presentados de un análisis de estudio ODYSSEY OUTCOMES, donde se establece que el máximo beneficio estaría entre 50 y 25 mg/dL de c-LDL. Esto da que pensar que te puedes quedar en un paso previo, limitando el beneficio que se puede conseguir con alirocumab.

En la opinión del Dr. Masana, la explicación de la inclusión de c-no-HDL, se debe a un criterio fisiopatológico ya que el c-no-HDL incluye todas las partículas que tienen carácter aterogénico. Presenta el estudio Copenhagen General Population Study donde se observó que el parámetro que más relación tiene con el riesgo cardiovascular fue el colesterol contenido en las partículas ricas en triglicéridos al aportar a la pared mayor cantidad de colesterol cuando hay hipertrigliceridemia.

Lipoproteína (a) como objetivo de reducción del riesgo cardiovascular

08:23 min.

El Dr. González Juanatey pregunta al Dr. Masana sobre las nuevas estrategias terapéticas dirigidas hacia la lipoproteína (a), ya que genera mucha expectación la aparición de nuevos fármacos dirigidos a su reducción. 

El Dr. Masana recuerda la evidencia que hay sobre la relación entre las concentraciones de lipoproteína (a) y el riesgo cardiovascular, y que, además, el hecho de que los inhibidores de PCSK9 puedan reducir sus cifras hasta en un 30 %, ha mostrado que parte de su beneficio está mediado por este hecho. Lo que sí es cierto es que datos basados en estudios genéticos y observacionales sugieren que, para conseguir el mismo beneficio en reducción de riesgo relativo, probablemente la cantidad a reducir sea superior a la que estamos acostumbrados en el caso del c-LDL, ya que reducciones de 40 mg/dL de c-LDL reducen un 20 % el riesgo relativo y, posiblemente, se necesiten reducir 80 mg/dL de lipoproteína (a) para conseguir algo similar. Esto obliga a tener fármacos muy potentes.

El Dr. González Juanatey continúa revisando los resultados del ODYSSEY OUTCOMES en esta línea, en los que se ve que, en pacientes con lipoproteína (a) elevada, hasta un tercio del beneficio de alirocumab se puede deber a la reducción significativa de la misma, siendo los inhibidores de PCSK9 la primera familia de fármacos que ha demostrado que parte de su efecto se debe a la reducción de la lipoproteína (a).

Reducción de c-LDL y estabilidad de la placa de ateroma

10:55 min.

El Dr. Masana explica que, más allá de la reducción de los lípidos, hay datos recientes, mostrados mediante estudios de imagen con tomografía de coherencia óptica en los que la reducción del c-LDL con iPCSK9 se asocia con una mejora de la estabilidad de la placa, con un incremento del grosor de la cápsula y una disminución del core lipídico y del proceso inflamatorio asociado a las placas vulnerables. 

Resultados de los estudios sobre el uso de icosapento de etilo

11:43 min.

Según el Dr. Masana, los datos del estudio REDUCE IT son tan robustos como para no dudar del uso de icosapento de etilo en la prevención del riesgo cardiovascular, aunque ha habido controversia sobre el uso de placebo, que era aceite mineral. La FDA obligó a hacer estudios sobre este tipo de aceites, pero quedó claro que no modificaba los resultados positivos de icosapento de etilo.

Importancia de la determinación del perfil lipídico en pacientes con COVID-19

14:08 min.

Según el Dr. Masana, el mayor impacto de la COVID-19 ha sido la reducción de los controles lipídicos en los pacientes que lo requieren. En su unidad, ha podido estudiar el uso de estatinas en pacientes con COVID-19 en los que se ha visto que su uso ha sido beneficioso en los resultados finales de la infección, pero más allá de esto, la determinación de perfil lipídico es un indicador claro del proceso inflamatorio en pacientes con COVID-19. El Dr. Masana muestra una figura que plasma que, cuando la infección es más severa, se ve una reducción clara de los niveles de c-HDL y un aumento de los triglicéridos debido al efecto inflamatorio sobre las enzimas regulatorias que actúan sobre estas dos lipoproteínas. La determinación del perfil lipídico es importante no solo para ver el riesgo cardiovascular o su estado nutricional, sino que también lo es para ver el estado inflamatorio durante la infección en estos pacientes.   

MAT-ES-2200265v1 febrero 2022

Lo más destacado de AK9DEMIA


01|

02|

28/03/2022 Entrevista con el experto
Razones para disminuir el riesgo cardiovascular
Dr. Ferreira · Dr. Barón · Dra. Fernández · Dr. Cosín

03|

24/03/2022 Entrevista con el experto
¿Cómo es el manejo de pacientes con ERC y dislipemia?
Dra. Soriano

04|

04/03/2022 Webinar
Cardio TV: lo mejor en lípidos de 2021
Dr. Juanatey · Dr. Masana

¡Regístrate ya para estar al día de las últimas novedades!